viernes, 27 de diciembre de 2013


OTRAS VOCES, OTROS ÁMBITOS

(Mi propuesta para el 2014. ¿Quieres colaborar conmigo?)



   Chic@s, esto no pita. El panorama es opresivamente desalentador, sólo hay nubes de amargura e impotencia en lontananza y a lo más que llegamos es a abrir paraguas de resignación, para no calarnos hasta los huesos de desánimo. ¡No puede ser! ¡Tenemos que hacer algo!

   En el mundo mediático, periodístico, de la comunicación o como queráis llamarlo, la cosa está hundida: televisiones y radios cerrando a punta pala; productoras, periódicos y publicaciones que se van al garete; profesionales cualificadísimos en el paro y jóvenes talentosos a los que no se les permite iniciarse... ¡Terrible! Las empresas que resisten los envites de la crisis lo hacen a costa de sus empleados y colaboradores, pagando sueldos birriosos e infames. Y si todo ese sacrificio sirviera al menos para mantener un mundo mediático con contenidos culturalmente interesantes y divulgativos, oye, pues mira, no nos importaría tanto. Pero es que, al menos en lo tocante a la televisión, las propuestas culturales, en el más amplio sentido del término, apenas existen. ¿Acaso no tenemos derecho a aprender y pasar un buen rato escuchando a personas que compartan con nosotros su pasión creativa por la música, el arte, la literatura, el cine, la filosofía, la vida o... su pasión, en definitiva?


LA TERCERA VÍA


   ¡Así que se me ha ocurrido algo! La Tercera Vía, exacto. A ver qué os parece. En muchas ocasiones, algunos de vosotros me habéis propuesto: “Oye, ¿por qué no cuelgas algunas de las entrevistas que has hecho?” La verdad es que las he realizado en todos los formatos: para radio, tele y revistas, y a personas, personajes y personalidades interesantímos, algunos de las cuales, lastimosamente, ya no están entre nosotros. Lo que ocurre es que mis entrevistas televisivas, por ejemplo, son precibernéticas, las tengo grabadas en VHS y me ocuparía mucho tiempo (y dinero) digitalizarlas y todo eso. Aunque no descarto la posibilidad de rescatar algún día conversaciones mágicas con Luis Carandell, Luis G. Berlanga o Néstor Luján, o entrevistas a Manuel Vázquez Montalbán, Pilar Miró o Narciso Ibáñez Menta, por citar algunos. Vale, pero eso será después de la publicidad.

   Ahora, al lío, tú. Lo cierto es que se me da bien eso de entrevistar a la gente porque tengo mucha empatía, amplios conocimientos y un poso de experiencia importante ya. Y un sinfín de contactos nada desdeñable que he ido atesorando con el paso de los años. Que no haya ninguna tele dispuesta a apostar por ello no significa que no haya un público potencial al que sí le pueda resultar de interés. Esa “inmensa minoría” a la que se refería el eslógan de la 2 en los noventa. Que estamos en la era cibernética, hija, vamos, ¡lanza tu propuesta y busca mecenazgo! Así que me dije: “¡Qué demonios! ¿Por qué no escoges un puñado selecto y variado de tus contactos, introduces alguno nuevo y los entrevistas ahora? Luego, lo cuelgas en tu blog y lo compartes con todo el mundo.” Uf, es que eso tiene un curro increíble. Aquí no hay departamento de producción, ni redacción, ni cámara, ni nada de nada, monada. Tú tienes que apechugar con todo. ¡Y ahí es donde entráis vosotros! Yo pongo a vuestra disposición mis habilidades comunicativas, los contactos, la logística y el soporte técnico y vosotros hacéis una pequeña aportación económica. ¿Cuánto? Pues no lo sé, son tiempos duros para casi todos los que andamos por aquí. Vosotros veréis. ¿Lo intentamos?

       Me encantaría poderos ofrecer todo esto a cambio de nada, pero, al menos por ahora, no me lo puedo permitir. No han sido pocos los meses durante este cochambroso y rácano 2013, que pronto se termina, ¡gracias a Dios!, en que me he visto obligada a recurrir a amigos o a la paguita de mi viuda madre para salir del atolladero de fin de mes. ¡Desde aquí mi inifinito agradecimiento a todos ellos!

   Si el trabajo no viene a mí, tendré que ir yo a él, ¿no os parece?
   ¡Encarar el 2014 con una propuesta motivadora me parece una excelente manera de plantarnos en él! ¿Qué, os animáis?






¡FELIZ 2014! 
¡A POR NUESTROS SUEÑOS!

PD (2016): Las intenciones eran buenas, pero no cundieron. El pánico sí. Me vendí la casa. Sobrevivo.


     

            

2 comentarios:

  1. Muy Buen Blog !
    Los invito a visitar mi blog !
    http://geraldocapillo.blogspot.com/
    Gracias !

    ResponderEliminar
  2. Marisol, cuenta conmigo. Ya sabes que por cambiar muchas cosas que están degradando la cultura, lo que sea. creo que has tenido una muy buena idea y las grandes empresas empezaron de cero o sea que adelante que tu puedes y ya sabes yo no tengo nada que hacer( aparte de leer, escuchar música y escribir, aunque esto último lo tenga un poco abandonado) Te quiere . Pepi

    ResponderEliminar