viernes, 6 de julio de 2012

DE LA "PRIMA DEL RIEGO" A CALLUM KEITH RENNIE

    ¡Qué saturación, por Dios, con la maldita prima de riesgo! Y es que no para de subir, y subir, y subir... Y yo, en estos días veraniegos, no paro de regar, y regar, y regar... Así que me siento como la prima del riego, remojando las plantitas de mi modesto jardín, como una auténtica prima.
   Modesto, pero con encanto, no os creáis, con ese puntito entre arregladito y asilvestrado que tanto me costó encontrar.




    Los mininos campan a sus anchas, los erizos se comen el pienso de los mininos, luego existen, los pájaros cantan y las nubes se levantan.

 


   O se ponen fieras y nos arrean un pedazo de tormenta como la de hace unos días. ¡Magnífica, espléndida, poderosa! ¡Cómo me ponen las tormentas! Me entra un buen rollito cada vez que las fuerzas de la naturaleza se desahogan y descargan rayos y truenos. Los rayos y los truenos son los tacos del cielo. Huy, qué punto más gomezserniano... 


   Ay, pero la piscina no veas cómo se ensucia... Y luego, hala, con el palo y la cestita a pescar hojitas, insectos y todo tipo de entes que se empeñan en enturbiar las aguas. O en morir, vete tú a saber. Que igual esto del suicidio no es exclusivamente humano. Pues mira, me pasó el otro día con un grillito que lo sacaba yo del agua y al cabo de un rato, ¡ya estaba él otra vez dentro! Hasta que me harté y le leí la cartilla:
     -A ver Pepito -le dije- haz el favor de no ponerte dramático. Ya hace rato que te vengo observando y tengo otras cosas que hacer. Te he salvado dos veces y sanseacabó, ¿me has entendido? Si te quieres suicidar, búscate otra piscina o te vas al río, que es más ecológico y está aquí al lado. -¡Huy, qué dura me puse! Lo miré de reojo, arrepentidilla, y seguí -Vaaaale. Respeto tu decisión, pero sólo te digo que siempre hay otras opciones... ¡Piénsalo bien, vale? Hala, quédate aquí, entre las hiedras, que estarás fresquito, chaval...


  Es que el año pasado también tuve una mariposa suicida y me acabó amargando el día. ¡Que soy muy sensible, coño! Además, con tanto agacha que te agacha, ¡mi espalda se queja! Tranquila, hija, hoy te meteré otro chutecillo de ibuprofeno y ya verás como te pones estupenda otra vez, venga, no me seas quejica. Oye, y digo yo que mejor el palito y la cestita, que no el palo y la zanahoria del ministro Montoro, ¿verdad?, el de la cara de ratoncito Pérez. Ay, nena, no me cortes el rollo... Perdón.


    Bueno, mira, como este verano me quedo sin curro –si alguna alma caritativa no lo remedia, que sí mujer, ya verás como te sale algo- pues me pondré a tope con mi novelita. Es que, a ver, operaron a mi mami de la rodilla, le pusieron una prótesis y tal –que no ha tenido que pagar, ¡gracias a Dios! Aunque ese chollo de prótesis gratis pronto se les va a acabar a los pobres vejetes, ¡por despilfarradores! ¡Apechugad, bastardos jubilados! Si habéis estado toda la vida acoquinando a la Seguridad Social, ¡os jodéis! ¿Qué es ahora cuando sois más vulnerables y necesitáis rentabilizarlo? ¡Ah, se siente! Los del gobierno, sí, esos que tenían un plan, necesitan el dinero para cosas más importantes que vosotros. ¿No veis lo mal que lo están pasando los pobres banqueros, hombre? Necesitan cubrir sus millonarias dilapidaciones. Es que esos sí que sufren, hay que ver... ¿Los pensionistas? ¡Esos que se aguanten! Y hablando de aguantar, no veas lo bien que lleva mi madre lo de la prótesis: “Es toda una campeona”, me decía la guapa doctora Gómez, la traumatóloga que la operó, que parecía salida de Anatomía de Grey. ¡Menos mal! Ya está en casa, haciéndose ella solita la rehabilitación, que ya verán los de la sanidad pública, o lo que queda de ella, -ay, pobre personal sanitario, no veáis cómo se quejan, ¡y con razón! “Mételes caña en la tele”, me decían. Y yo: “¿Más todavía? Pues como no empiece a liarme a hostias, no sé yo...”-, que decía que ya verán cuándo tienen plaza para llevarla al hospital y se rehabilite como Dios manda. Es que, chica, prótesis gratis, vale, pero ya rehabilitación es mucho pedir, reina. En fin, que mi madre es más fuerte que la madre que me parió... ¡Ah, que es la misma, pues eso¡ ¡Olé tus ovarios, mi niña! Sí, yo le llamo niña a mi madre, ¿qué pasa?

   
 He aprovechado para hacer un pis y ponerme un cd de don Duke Ellington, el de Duke Ellington meets Coleman Hawkins.
¿No lo conocéis? ¡Son un portento estos pedazos de músicos, qué grandes, sobretodo Duke, uf! Os dejo una muestra, para que os vayáis entreteniendo... Pero cómo no va a ser bueno el disco si está grabado en agosto de 1962, que fue cuando nací yo, leñe!!! ¡Eh, que es broma! Joder, pronto me caen los 50, menuda broma... http://youtu.be/x5C_BLHaT00

  

  A lo que iba, con mi novela voy lenta... Vaaale, hace días que no le pego un tiento, cierto, pero que conste que estoy terminando el octavo capítulo y tengo muy currado el resto. Sí, sí, la trama la tengo muy encarrilada. ¡Cómo mola escribir! Es el arte más sencillo y más sofisticado de todos. No hay apoyaturas visuales ni acústicas con que entretener al lector. ¡Qué pena! Pues mira, me encantaría acompañar la novela de un cd con las músicas que salen en ella. ¿Pero estás tonta o qué? Te crees tú que los editores están para pijaditas de esas... Bueno, oye, sólo era una idea... Os aviso que mi segunda novela no tiene nada que ver con la primera. Está saliendo provocadora y muy guarrilla. También de suspense y muy entretenida. Vosotros juzgaréis. Mientras, sigo jugando con las palabras y mis sufridos personajes. Sólo sé que cuando ellos azuzan el rescoldo de mi imaginación y le dan al play, ¡me siento feliz!


    Por cierto, ¿sabéis qué? Como le contaba a mi amigo Alberto, estoy teniendo un verano oníricamente muuuuy activo. ¿A que no adivináis con quién soñé la noche antes de la Final de la Eurocopa?
   ¡Con Piquéééé!!! Sí, sí, como lo lees. Estaba yo en mi sueño tranquilamente y ¡zas! me cruzo con ese central pibonazo. ¡Y nos lo montamos! Como si nada... ¡Hala, a follar! No, no, nosotros dos solos, Shakira no aparecía por ningún lado... Cosas de los sueños... Y eso que a pesar de que está muy bueno, no lo dudo, mira, pero Xavi sigue siendo mi favorito. Creo que este medio centro portentoso y una servidora nos lo pasaríamos de miedo en plan sexual, con esos pases de tiralínea... ¡Madre mía! 
  

   Pero es que hacía tan sólo unos días que había soñado con el mismísimo John Cusack.  Sí, sí, el actor norteamericano. Y no venía a santo de nada, ¿eh?, que así tiene más mérito. Quiero decir que no le había visto recientemente en ninguna peli, entrevista o similar; o sea, que es normal soñar con alguien a quien has visto hace poco (como el caso de Piqué, ¡devoré la Eurocopa!! Y aunque ganamos, sigo pensando que, excepto en la Final, España jugó un fútbol aburrido, predecible y sin chispa durante todo el torneo), pero si de repente aparece en tus garbeos oníricos una star hollywoodiense por la cara, pues tienes un despertar muy cool. Lo de Cusack me hizo mucha ilusión –sí, ya ves, el que no se ilusiona es porque no quiere-, aunque de sexo nada de nada, era otro tipo de sueño; y es que leí en algún sitio que soñar con alguien célebre significa que algo bueno va a sucederte. ¿Será verdad? Y a mí, además, John Cusack me encanta, es uno de mis actores actuales favoritos. Cuando me desperté, me metí en la wikipedia y leí el mediocre artículo que le tienen dedicado. Sólo hablan de sus pelis meanstream, ni una puta mención a sus grandes interpretaciones: su papel bordado de pícaro timador, hijo de la increíble Anjelica Huston, en The grifters (Los timadores), del siempre buenísimo Stephen Frears, con quien repetiría años más tarde en High Fidelity, ¡ahí es ná’!; su impresionante caracterización de autor teatral en Balas sobre Broadway, de Woody Allen, ¡una de las mejores películas de la historia del cine, por la gloria de mi madreeeeer!; o de su espléndido paso por Medianoche en el jardín del bien y del mal, de mi adorado Clint Eastwood. Por mencionar algunas... ¡Ay, qué desastre! ¿Pero quién coño se cuida de escribir esos artículos wikipédicos?


    Voy terminando ya... ¿Sabéis qué? Os cuento mi último cuelgue erótico-televisivo. Sí, es que es un tipo al que sólo veo en series. Vale, lo admito, soy un poco friky de las series... ¡Ay, a ver si sueño con este y nos sale uno bien guarrindongo! Uffff, me excito nada más imaginarlo... Ay, si es que ¿cómo queréis que me concentre con esta sobredosis de imaginación, joder? La cosa es que pensaba que ya no iba a encontrar un hombre de esos que a mí me gustan en las pantallas. Uno en plan Lee Marvin, Eric Roberts o James Coburn. Sexy, cañero y cachondo. ¡Pues lo tengoooo!!!

   Se llama Callum Keith Rennie, nació en tierras inglesas, pero se crió en Canadá. Como os decía, sólo sé de él a través de series. La primera vez que le vi creo que fue en unos episodios de la magnífica última temporada de 24, haciendo de malo-malísimo, que se le da de bien... Luego, me tragué entera -noooo, la polla, noooo, que estamos en lo de las series, hombre- una serie canadiense no muy allá, pero en la que mi niño ¡era el prota! Se llamaba Sullivan, y sólo con ver a Callum tratando de sacar adelante a un policía jekyllhydiano, al que de vez en cuando le entran unos arrechuchos y se vuelve malo, ¡merecía la pena! Reconozco que andaba algo sobreactuado, pero es que no hay cosa peor para un actor que tener un papel sofisticado y complejo en un guión mediocre. También gocé de su presencia en la versión norteamericana de The Killing, inferior a la original. Y ahora le sigo en La tapadera, que me gusta bastante, tiene ritmo y los actores y los guionistas se lo curran. Además, la enrolladísima hija del entrañable Geoffrey Lewis -actor fetiche de Clint Eastwood, durante un tiempo-, sí, Juliette, hace de la novia de Callum. Una pareja estupenda. En la serie... En la vida real, ¡me lo pido! Que he estado indagando y tanto él como Cusack son solteros!!! Y digo yo, chicos, ¿por qué no os arreais un viajecito a España, os gastáis unos cuantos euros y aprovechamos para conocernos en persona? Bueno, los dos de golpe, no, ¿eh? Que no soy nada pendón. Cuando un hombre me pone, necesito averiguar si también me hace lubricar mental y espiritualmente, ¡que es muy importante, bueno, básico, en mi caso! Y para saberlo con certeza, necesito concentrarme. Así que primero uno, y luego... Bueno, igual, depende como vaya la cosa, ya no hace falta probar con el segundo...   


    ...Soltero y 52 añitos ¡Ideal para mí!... ¡Ay, Callum Dios! Callum Keith Rennie, darling, if you read this article, please send me your mail. You’re the most sexy man I’ve seen in years!!!! WOW!!!

   Que os tengo que dejar. Es hora de irme a lo de los riegos. Manguerita tú eres gualdaaaa...

    ¡Hasta pronto, cielines!!


  ¡Pasadlo bien!


  ¡Y que le den a la prima de riesgo!
   
  ¡Ha sido todo un placer!

 

4 comentarios:

  1. ¡Qué buena baba destilas! ¡Más entregas, por favor, para tus fans 'de culto'!

    ResponderEliminar
  2. ¿Tantos sueños eróticos y estás soltera?. Me parece que imposible jeje.

    ResponderEliminar
  3. Me asombra que con un exquisito gusto musical y literario, tengas tan mal gusto para los hombres, aunque mejoren mis posibilidades de al menos adorar y venerar tus lindosss piececitosss antes de la próxima reencarnación... Bess... ;-) I.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar